¿Habrá una nueva dirección?

Por Alejandro Sagredo.

El complejo escenario que enfrentará la lista que resulte electa en la ANFP.

El término del mes de julio podría marcar un antes y un después en el rumbo del balompié nacional, pues el fin de este mes significa el culmino del interinato de Sebastián Moreno y la asunción de una nueva directiva que tomará las riendas del políticamente conflictivo deporte rey en nuestro país.

Desde ya se sabe que cualquiera sea la lista ganadora, la de Pablo Milad o la de Lorenzo Antillo, ésta tendrá que enfrentar varios desafíos que las directivas anteriores no han sabido atender o simplemente les hicieron vista gorda.

1. El Consejo de Presidentes: Desde la época de Sergio Jadue, los 32 mandatarios de los clubes de Primera A y Primera B han sido un contrapeso que en varias ocasiones complica las decisiones y rumbos que quiere tomar la directiva de la ANFP. La reestructuración de este Consejo y los poderes que se le han conferido a éste es uno de los grandes retos con los que lidiará la nueva directiva.

2. La separación de ANFP y FFCh: Cuando Ricardo Abumohor asumió ambas presidencias, tanto ANFP como de la Federación de Fútbol Chileno, se ha generado un conflicto de intereses mayúsculo respecto al manejo de los dineros que ingresan y egresan por conceptos de participación en competencias internacionales, ya sea de la selección nacional o de los clubes en copas continentales. El separar estas entidades y rearmar la pirámide jerárquica del fútbol nacional es el segundo gran ítem que deberá atender la lista ganadora de estas elecciones.

3. Profesionalización del fútbol femenino: Con el auge que ha experimentado el balompié de mujeres en los últimos años, también se han transparentado varias falencias en su sistema de campeonato y en su desarrollo a nivel de clubes. Establecer un estamento profesional que siente las bases propias para el fútbol femenino adulto y juvenil, separando esta rama del fútbol joven, es otro gran desafío para la futura directiva.

4. El fútbol joven: Hace mucho tiempo que el fútbol formativo viene en decadencia, tanto por el sistema de torneo mal instaurado como por la nula evaluación y poco seguimiento a un proceso de formación que de tal tiene poco y nada. Fortalecer pautas de desarrollo para cada institución, velar por el crecimiento deportivo, personal y profesional en todo aspecto del jugador es también un gran reto que deberá asumir quien se haga cargo de la ANFP.

Al momento de la redacción de esta nota, Pablo Milad ganó la elección por resultado 25 – 23, pero los presidentes de Huachipato y Ñublense pidieron anular el proceso electoral al acusar incumplimiento por parte de algunos sufragantes al momento de votar, por lo que la victoria del otrora Intendente de la Región del Maule podría ser impugnada si esta acusación es confirmada por el Consejo Electoral. En caso contrario, Milad será el mandamás de la ANFP hasta el 2022.

Foto: ADN Radio.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.